Guía de BRASIL

BRASIL

Poblacion de  BRASIL

Problacion de BRASIL

La República Federativa del Brasil está habitada por 193.017.646 habitantes al 3 de junio de 2010, según estimaciones del I.B.G.E. Con una densidad de población es de 22,5 habitantes por kilómetro cuadrado, la de Brasil representa una de las mayores poblaciones del mundo.
En los últimos años, se ha reducido el crecimiento de la población del país, que era muy elevado hasta la década de 1960. En 2000 había 171.279.882 hab. por los 118.562.549 hab. de 1980. Las razones de la disminución de crecimiento de la población están relacionadas con la urbanización y la industrialización y los incentivos para reducir la tasa de natalidad (como la difusión de los anticonceptivos), además del aumento de la esperanza de vida.
Economía de  BRASIL

Economía de BRASIL

La economía de Brasil es la mayor economía América Latina en cuanto a PIB y la segunda de toda América, la séptima a nivel mundial según el FMI, el The World Factbook de la CIA, y el Banco Mundial. Con un PBI (Producto Interno Bruto) en valor de paridad de poder adquisitivo (PPA) de $2.139.237 millones de dólares en 2008. Según las estimaciones del FMI, Banco del Sur y el Banco Mundial, la economía de Brasil en las décadas siguientes, debe estar entre las cinco mayores potencias del mundo, junto a China, Estados Unidos, India y México.17 Considerando la población estimada para el año del 2008 (190 millones de personas), la renta per cápita ascendería a $12.007 dólares.
Las exportaciones brasileñas alcanzan los 200.336 millones de dólares.

La economía de Brasil se ha convertido en una de las principales del mundo, a partir de 2003, propiciado por un incremento del volumen y precio de la demanda internacional de materias primas, básicamente minerales, petróleo, carbón, y carne que fue acompañado de la entrada de nuevos capitales y un conjunto de reformas estructurales. Se consiguió así alcanzar una mayor estabilidad macroeconómica y una reducción de los niveles de pobreza, con una expansión de los programas de asistencia social para los pobres.

Brasil afrontó la crisis económica iniciada en 2008 con un mayor margen de maniobra que en ocasiones anteriores. La caída del PIB en 2009 fue solo del 0,3% y en 2010 subió con fuerza al llegar al 7,5%.

Sin embargo desde 2011, se advierte un agotamiento del modelo de crecimiento experimentado hasta ese momento y la existencia de algunas limitaciones estructurales al crecimiento, que no acaba de despegar, a pesar de que cuenta con importantes recursos naturales, una población relativamente joven y estabilidad política y económica.

Su economía es relativamente cerrada, tiene unos US$349.000 millones en reservas internacionales. En el 2009: El volumen de ventas minoristas en Brasil registró un aumento desestacionalizado de 1,5 en febrero y prolongó así el leve repunte de enero, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). Las ventas minoristas crecieron un 3,8% interanual en febrero

Principales destinos en BRASIL

Localización de  BRASIL

Localización de BRASIL

Brasil es el país más grande de América Latina y el quinto más grande del mundo. Sus límites son: al sur, Argentina, Uruguay y Paraguay; al este, el Océano Atlántico; al norte, Venezuela, Colombia, Guyana, Surinam y Guayana Francesa; y al oeste, Bolivia y Perú.

El relieve de Brasil se resuelve en tres grandes unidades topográficas: la cuenca del río amazonas, que ocupa el tercio norte del país, el macizo brasileño, que ocupa casi los tercios restantes y que le sirve de límite por el sur y el Escudo guayanés, que la limita en la parte septentrional y del que sólo una parte es brasileña. La altitud del territorio brasileño es en general moderada. No presenta grandes cadenas montañosas, cordilleras o similares.
Historia de  BRASIL

Historia de BRASIL

Antes de la llegada de los portugueses el actual Brasil estaba habitado por cerca de tres millones de indígenas que conformaban diversos grupos tribales. No constituían un conjunto cohesionado o definido, mucho menos centralizado, como sucedía en otras regiones de América Latina, desplazándose periódicamente en busca de tierras más ricas, razón por la que no dejaron importantes reliquias arqueológicas.

Los indios brasileños vivían en pequeños grupos dispersos por toda la selva y sus principales actividades eran la caza, pesca y recolección de frutos.

La música, la danza, las pocas pertenencias, debido a su nomadismo, y la cosmovisión de la existencia desde un punto de vista del disfrute, así como una estructura social en equilibrio con el ecosistema, son los rasgos que caracterizaron a los antiguos indios brasileños.

La Colonia y la Independencia

Brasil fue descubierto por Pedro Álvarez Cabral, quien había partido de Lisboa con trece barcos y 1.200 hombres en busca una ruta comercial hacia las Indias, desembarcando el 22 de abril de 1500 en el actual Porto Seguro.

Recibido por los indios Tupiguaraní, Álvarez llamó al lugar "Tierra de Vera Cruz". Permaneció tan solo nueve días partiendo con sus hombres y algunos troncos de "pau-brasil" (palo de brasil), madera que producía un tinte de color rojo. Este sería el único producto exportable durante el siglo XVI, ya que las siguientes expediciones portuguesas quedarían defraudadas por lo encontrado en aquellas tierras.

Brasil fue un virreinato portugués hasta el año de 1822 cuando se proclamó su independencia.

El primer asentamiento de europeos tuvo lugar en el actual Puerto do Santos en Sao Paulo en 1531, por orden del rey Joao III de Portugal, quien, posteriormente dividiría la costa en 12 capitanías.

El primer gobernador de Brasil fue Tomé de Sousa, en 1549, quien centralizó la autoridad, haciendo perdurar las capitanías.

Durante el período colonial Brasil estuvo dominado bajo la influencia de varios ciclos económicos, de acuerdo a los productos de exportación. El primero de ellos se basó en la comercialización del "pau-brasil", una madera muy utilizada para la producción de tintas y pinturas.

En el siglo XVII el país se convirtió en el principal productor de azúcar, siendo este período cuando se produjo la gran importación de esclavos procedentes de África, para trabajar en las plantaciones. Tiempo después, la caña de azúcar sería sustituida por la explotación del oro y los diamantes.

La abolición de la esclavitud en Brasil tendría lugar hasta finales del siglo XIX, después de numerosas insurrecciones, entre las que destaca la de Cabanagem, en el estado de Pará.

En 1807 Napoleón invade Portugal, por lo que el rey Joao VI traslada su corte a Río de Janeiro, en Brasil, desde donde continuaría reinando. Se abren los puertos al comercio internacional y la colonia se va consolidando poco a poco.

Más tarde, la caída de Napoleón obliga al rey Joao VI a regresar a Portugal para aplacar las convulsiones revolucionarias, nombrando a su hijo Pedro I como emperador de Brasil. Este pronto lograría la independencia, dotando de una constitución al recién nacido país.

Sin embargo, diversos tratos en favor de los portugueses le obligarían a abdicar en favor de su hijo Pedro II en 1831.

Este último reinaría hasta el 1889 cuando fue depuesto por los republicanos. Durante este tiempo Pedro II alimentó un sistema parlamentario, entró en guerra con Paraguay, interfirió en asuntos argentinos y uruguayos, alentó la inmigración masiva, abolió la esclavitud y forjó una nación que se deshizo para siempre de la monarquía.

En 1889 los republicanos, aprovechando el desconcierto en el país provocado por el brote de una epidemia de fiebre amarilla, preparan la conspiración contra Pedro II, quien se hallaba en Petrópolis a salvo de la enfermedad, dando un certero golpe militar y derrocando al emperador.