Guía de Chiu Chiu, CHILE

Información sobre Chiu Chiu

El pueblo de San Francisco de Chiu Chiu, más conocido sólo como Chiu Chiu, es un pueblo situado a 30km. al este de la ciudad de Calama a 2.525 metros sobre el nivel del mar. Está en un oasis que en la época prehispánica tenía una gran concentración de población atacameña y fue parte del Camino del Inca. Fue conquistada y evangelizada por españoles, que fundaron el actual pueblo cerca de donde estaban los indígenas, y lo llamaron Atacama La Chica.

Este pueblo alberga un Monumento Nacional: la Iglesia de San Francisco, la más antigua que se conserva en Chile, construida en 1611. Su estructura es de adobe, y el techo es de madera de cactus. Dentro de esta iglesia destacan varios objetos, entre éstos están: un cuadro de la Pasión de Cristo pintado por sus dos caras, y una cruz con brazos abatibles para poder transportarla. Tiene una fiesta patronal que se desarrolla el día 4 de octubre anualmente.

Además destaca su gastronomía, basa en los propios productos de la zona (maíz, trigo, acelgas, zanahorias, etc). Los platos típicos son la patasca (un guiso a base de maíz, papas, vegetales y carne), asado de carne de llamo y truchas de río. Unos de los lugares más típicos y auténticos para comer es el restaurant Inka Colla.
Historia de Chiu Chiu

Historia de Chiu Chiu

Hasta el momento no se han encontrado sitios arqueológicos correspondientes al Período Paleoindio en el norte de Chile, por lo que el Período Arcaico Temprano es el más antiguo de la región. Este último período va aproximadamente entre los años 10.000 y 6.000 a.C.. Si bien en la cuenca de Chiu-Chiu no se conocen ocupaciones de esta época, algunos de los principales sitios del Período han sido estudiados por los arqueólogos en la Sierra de Tuina, hacia el sureste de Chiu-Chiu. Allí se han encontrado pequeñas cuevas donde los primeros habitantes de este territorio pernoctaban, consumían sus alimentos y preparaban sus herramientas de piedra.

Alrededor del año 6.000 a.C. las condiciones climáticas se hacen más secas en toda la región y las poblaciones humanas, sumamente móviles durante el Período anterior, tienden a concentrarse en los sectores con recursos más seguros de agua y forraje. Uno de ellos fue la cuenca de Chiu Chiu, donde se han encontrado sitios asociados a este nuevo período, conocido como Arcaico Medio (6.000 – 3.500 a.C.). Los principales sitios arqueológicos de este período son Isla Grande y Confluencia 2, ambos ubicados cerca de la confluencia del río Loa con el río Salado y tienen fechas de alrededor de los 4.000 a.C. Estos sitios son campamentos utilizados sólo durante algunos momentos del año.

Durante el siguiente Período, conocido como Arcaico Tardío (3.500 – 1.000 a.C.), los grupos humanos tienden a concentrar sus campamentos habitacionales en torno a la vega de Chiu Chiu, aumentando la cantidad y el tamaño de éstos. Hay evidencias que sugieren que estas poblaciones se encontraban en un avanzado proceso de domesticación de camélidos durante esta época. Sin lugar a dudas el principal sitio arqueológico del período y que también atestigua lo anterior, es el hoy conocido como Chiu Chiu Cementerio, debido a que se ubica en las cercanías del cementerio actual de la comunidad. Allí se han encontrado viviendas datadas en alrededor de 2.000 años a.C. Otros campamentos de este período son Loa Oeste 3 y Confluencia 1, también ubicados cercanos a la confluencia del río Loa con el río Salado. Estos sitios se caracterizan por presentar instrumentos de piedra pequeños conocidos como microlitos, los cuales también se han reconocido en muchos otros sitios arqueológicos más pequeños en la cuenca de Chiu Chiu. Tal es la importancia de esta cuenca durante el Arcaico Tardío, que los arqueólogos hablan del Complejo Chiu Chiu para referirse a los grupos de cazadores de este período y sus características tecnologías líticas.

El Período Formativo Temprano va desde el año 1.000 al 200 a.C. aproximadamente. Durante esta época los grupos humanos de Chiu Chiu trasladan su principal campamento habitacional hacia el norte del pueblo actual. Se trata del sitio Chiu Chiu 200, una de las primeras aldeas formativas de la región atacameña. Los estudios en este sitio documentan que las familias de este período tenían llamas domesticadas que les servían como animales de cargas para emprender largos viajes hacia la costa del Pacífico y lo que hoy es el noroeste argentino, en donde obtenían recursos para complementar su dieta y para realizar rituales y ceremonias en honor de la fertilidad y los cerros. Se conoce un cementerio de este período en la vertiente oeste del río Loa, donde los difuntos del sitio Chiu Chiu 200 seguramente eran enterrados. Durante esta época está bien documentado el uso de la cerámica, la textilería, la metalurgia y las primeras plantas cultivadas, aun cuando la caza de camélidos y la recolección de plantas silvestres siguieron siendo actividades económicas importantes.

Durante el Período Intermedio Tardío (950 – 1450 d.C.) la región experimenta un período de sequía y las familias atacameñas tienden a agruparse en extensos poblados junto a los recursos de agua. Muchos de estos poblados fueron fortificados y se conocen hasta el día de hoy como Pukarás. El Pukará de Chiu Chiu es un ejemplo de lo anterior. Allí se estableció la comunidad local, dedicada casi exclusivamente a actividades agrícolas y pastoriles, así como al intercambio de larga distancia. La caza de camélidos era ya una actividad muy secundaria. El cementerio conocido como Gentilar, al norte del pukará, data de este período.

En este poblado vivía la comunidad local cuando el territorio atacameño fue anexado al imperio de los Incas. Este hecho marca el comienzo del Período Tardío (1450 – 1536 d.C.). Por Chiu Chiu pasaba un ramal del camino del inca, conectando al poblado con la zona de Lasana y el Alto Loa, así como con los poblados de Turi, Toconce y Caspana.

Hoteles recomendados en Chiu Chiu