Grua 82

Grua 82

Información sobre Grua 82

La grúa 82 está ubicada, al final del Paseo Bellamar, en el sector Puertecito de San Antonio. Traída desde Francia en 1911, su historia está estrechamente ligada a la construcción de este puerto, la que se llevó a cabo entre los años 1910 y 1915.





Las obras portuarias fueron realizadas por la empresa de Augusto Galtier de acuerdo a los planos del ingeniero Brookman. La primera piedra fue colocada el día 5 de Mayo de 1912, con la asistencia del Presidente de la República, don Ramón Barros Luco, Ministros de Estado, parlamentarios y personal directivo de la entonces comisión de puertos. Esta primera piedra fue puesta por la Grúa 82 en lo que hoy es el costado Sur del Monumento a San Pedro, en la caleta Pacheco Altamirano.




Esta Grúa a vapor fue construida en Lyon (Francia) por la empresa A. Pinguely, y traída por Galtier. Levanta un peso de 22 toneladas y por cada hora de trabajo consumía 60 kilos de carbón, desconociéndose cuanto llega a consumir hoy día. Fabricada en acero, con el paso de los años ha sufrido oxidación y desgaste, lo que la ha llevado a perder peso, por lo que cuando opera hay que vigilar que no pierda estabilidad y caiga al mar. Originalmente, utilizaba cadenas para

mover la pluma y levantar la carga, las que por seguridad fueron reemplazadas por cables de acero. En tanto, para desplazarse, lo hacia sobre rieles con un motor autónomo, que accionaba dos de las seis ruedas que posee. Hoy está anclada al suelo. En 1967 la grúa sufrió la explosión de su caldera, siguió funcionando así, hasta que en 1990 se cambió por otra de similares características.




El nombre con que se le conoce proviene del número de inventario asignado a la maquinaria que se usó en el puerto entre los años 1912 y 1918. En un primer período de operaciones la Grúa participó en la construcción del molo y el enrocado desde Panul hasta el Molo Puertecito. En el año 1945, fue trasladada al enrocado sector Sur del Paseo Bellamar, quedando en mala posición para efectuar nuevos trabajos. En 1962 Emporchi la da en concesión a la Cooperativa de Pescadores de San Antonio, entidad que posteriormente la compra, utilizándola hasta hoy para bajar e izar los botes y goletas pesqueras.




En toda su vida útil esta Grúa ha sido operada sólo por tres personas, estando, a partir de 1945, a cargo de don Apolinario Quiroz, quien es actualmente el único capaz de hacerla funcionar.


Hoteles recomendados en San Antonio