Intendencia de Valparaiso

Intendencia de Valparaiso

Información sobre Intendencia de Valparaiso

La Plaza Sotomayor con el edificio de la Intendencia constituyen el centro cívico de Valparaíso, y han constituido el escenario de de importantes acontecimientos civiles y militares de la ciudad.





El edificio se encuentra emplazado en el mismo lugar en que se ubicaba la antigua Intendencia, construida a principios del siglo XIX, que debió ser demolida en 1900 por el mal estado de sus cimientos. Para la construcción de la nueva Intendencia, el Estado convocó en 1906 a un concurso, estableciendo entre las bases la condición de que el edificio debía servir como sede del gobierno de la provincia, residencia del Intendente, lugar de recepciones oficiales y residencia de verano para los Presidentes de la República.





El concurso fue ganado por el arquitecto Ernesto Urquieta, quien construyó en Valparaíso otros edificios importantes como la Universidad Católica, el teatro Imperio y el Banco Franco-Belga. La obra fue inaugurada en 1910 durante las fiestas del centenario de la Independencia.





El palacio es un edificio sólido y de noble diseño, inspirado en la arquitectura francesa del período del reinado de los Luises, específicamente en el Palacio Consistorial de París. Su arquitecto estaba bien compenetrado del espíritu ecléctico vigente en la época.


La construcción ocupa el lado sur de la Plaza Sotomayor, y tiene una superficie total de 8.000 metros cuadrados, distribuidos en cinco plantas y tres cuerpos con numerosas habitaciones y salones. Consta de dos pisos principales y un último nivel con mansardas. Su fachada presenta una variada mezcla de ornamentos de yeso y piedra artificial; tiene un grato juego de volúmenes de entrantes y salientes y numerosos vanos; las ventanas del tercer piso tienen balcones que se abren hacia la Plaza; en su parte central superior hay un reloj y una cúpula.





En el interior destaca el acceso central, el cual da directamente al segundo piso, y que consta de una gran escalera de mármol. Las puertas están protegidas por enrejados de fierro bellamente trabajados. Los salones y habitaciones poseen finas terminaciones y algunos sectores del palacio han conservado sus lámparas y el fino mobiliario original, procedentes de París. También llaman la atención los tragaluces, los que se encuentran en perfecto estado.





Durante varias décadas, este palacio fue centro de una vida social que, en brillantes fiestas, reunía la sociedad porteña con motivo de celebraciones oficiales o de recepciones de visitas ilustres. Actualmente el edificio es ocupado por la Comandancia en Jefe de la Primera Zona Naval y la Guarnición Militar de Valparaíso.


Hoteles recomendados en Valparaiso