Iglesia San Francisco, La Serena

Iglesia San Francisco, La Serena

Información sobre Iglesia San Francisco, La Serena

Existen en La Serena más de 29 Iglesias cuya particularidad radica en usar como material predominante la piedra labrada de sillería, en vez del tradicional adobe y tejas del período colonial debido a la cercanía de la cantera de Alto Peñuela. Las iglesias de La Serena se caracterizan también por tener una mayor altura y ornamentación que las de otras ciudades; ocupando además, el mismo emplazamiento que en el siglo XVI, caso único en Chile, junto con Santiago.





La Iglesia de San Francisco de la Serena es altamente representativa de la arquitectura hispanoamericana de fines de siglo XVI y constituye uno de los más antiguos edificios religiosos de aquella época. Su origen data del año 1563 con el establecimiento de la Orden Franciscana en La Serena. Fray Cristóbal Ravaneda y Juan Torrealba levantan entonces un oratorio y una casa de adobe. En el año 1585 Fray Francisco Medina, Juan Carbero y Francisco Román inician la construcción de la iglesia actual con su frontis barroco, su piedra caliza blanca y sus muros de hasta 1,20 m. de ancho. Se utilizó arcos de medio punto y contrafuertes. El 25 de Diciembre de 1627, se inauguró la iglesia con el título de Nuestra Señora de la Buena Esperanza, la cual iba a conocer varias modificaciones a través del tiempo.





En el siglo XVII La Serena sufrió el ataque continuo de diferentes corsarios que la invadieron, saquearon e inciadaron, siendo el ataque más destructivo aquel del inglés Bartolomé Sharp en el año 1680 quién asoló completamente la ciudad. Sin embargo la iglesia y el convento se salvaron del saqueo del corsario. Los terremotos de 1647 y especialmente el de 1730, lograron causar daños en la edificación, quedando la techumbre en muy mal estado. Se termina de restaurar en 1755 y es asolada por otro terremoto en 1796, fecha en la que se desploma parte de la torre, quedando ésta en peligro.


El auge minero producido en la segunda mitad del siglo XIX, estimula la cosntrucción arquitectónica, remodelándose la Iglesia sucesivas veces. Esto es válido para la torre que luego del terremoto de 1796, se repara y demuele un par de veces, hasta que bajo las órdenes del Padre Madariaga se imita la torre de la Iglesia de San Francisco en Santiago. En 1870 se remplaza el techo de tejas por otro de tejuela de madera, y en 1896 la iglesia hasta entonces de planta de cruz latina pasa a ser de tres naves bajo un solo techo. Se modifica la fachada, incorporando tres puertas simétricas, todo en estilo neo-renacentista, se inaugura en 1899.





Como otros templos de Chile, en 1913 se estuca la torre y la fachada. Pero en 1922 un terremoto destruye la torre del padre Madariaga. En 1923 se levanta una nueva torre, esta vez en hormig¢n armado. El sismo de 1975 deja la iglesia en muy mal estado obligando a cerrar la iglesia al publico. En 1976 se demuele





la torre de concreto y se inicia la restauraci¢n de la iglesia con la remoción de estucos en fachadas e interiores. En 1977 se reabre al culto la mitad anterior de la iglesia mientras sigue el labor de restauración. El muro desaplomado del ábside ha sido reconstruido, el arco toral y las vigas tirantes mudejares han sido repuestas. Se recontruyó también el remate original de la torre sobre los dos cuerpos previamente existentes. En la sacristía se ha instalado un museo de arte religioso con objetos sacros.





El convento funciona como casa de estudios superiores de la Orden a partir del año 1735 pero en 1823 los Franciscanos son expulsados y sus bienes confiscados. Deben esperar al año 1832 para recuperar parte de su propiedad y a 1858 para que se devuelva el claustro.


Hoteles recomendados en La Serena