Iglesia anglicana de San Pablo en Valparaiso

Iglesia anglicana de San Pablo en Valparaiso

Información sobre Iglesia anglicana de San Pablo en Valparaiso

Los primeros capellanes anglicanos comenzaron a viajar esporádicamente a Valparaíso en 1837, para atender a la importante comunidad británica residente en el puerto, que habitaba principalmente el Cerro Alegre y el Cerro Concepción. La prohibición del culto público para religiones distintas a la católica, hicieron difícil contar con servicios religiosos normales e instalaciones adecuadas para los disidentes. Sólo en 1865 se dictó la ley interpretativa que permitió el culto privado de religiones distintas a la católica.



Gracias al poder económico que detentaban los inmigrantes protestantes, y al paulatino aumento de la tolerancia tanto entre la población como entre las autoridades, en 1857 la colonia inglesa residente en Valparaiso emprendió la construcción de una iglesia, generándose una gran polémica, pues la iniciativa despertaba rechazo por parte de algunos círculos católicos. Esta polémica quedó reflejada en la solución arquitectónica adoptada, que se caracteriza por su discreción, careciendo, por ejemplo, de torre.



La construcción del templo finalizó el año 1858. Su diseño es obra del arquitecto e ingeniero inglés William Lloyd, quien había venido a Chile contratado para la construcción del ferrocarril de Valparaíso a Santiago. Con el transcurso del tiempo se edificaron nuevas dependencias, tales como la Biblioteca y la Escuela, proyectadas por el mismo arquitecto; a ellas se sumó, en el año 1895, la construcción del Instituto Anglicano, según los planos del arquitecto Livingstone.



Aunque el inmueble casi no ha tenido modificaciones, después del terremoto de 1906 la Iglesia de San Pablo debió ser reparada, obra de la que se encargó Carlos Federico Claussen. En 1912 se reparó y decoró el Baptisterio, adquiriendo la forma y ornamentación que tiene actualmente.



El estilo de la Iglesia de San Pablo es neogótico, lo que se ve reflejado en los contrafuertes con chapitel que dividen en módulos los dos muros laterales, y en las ventanas ojivales que se abren en cada uno de estos módulos. El cielo de la única nave lo constituye la estructura de madera a la vista, que forma un hermoso juego de arcos apuntados, cuya base son soportes moldurados. La techumbre del edificio se encuentra cubierta de fierro galvanizado.



En 1903 se adquirió para la iglesia un órgano que en su época llegó a ser considerado el mejor de Sudamérica. Este fue diseñado por Craig Christie con el objetivo de perpetuar la memoria de la Reina Victoria.



El estado actual de conservación de la Iglesia de San Pablo es bueno; el monumento se emplaza en un sector esencialmente residencial y en uno de sus lados colinda con el paseo arbolado denominado "de los siete asientos".

Hoteles recomendados en Valparaiso