Fuerte Bulnes

Fuerte Bulnes

Información sobre Fuerte Bulnes

A fines del siglo XVI el primer intento de la Corona Española por poblar la estratégica zona del Estrecho de Magallanes fracasó estrepitosamente, al perecer a causa del hambre casi la totalidad de los integrantes de la expedición colonizadora. El lugar permaneció deshabitado hasta 1843, cuando el gobierno del Presidente Manuel Bulnes, alertado por el ávido expansionismo de las potencias europeas, decidió tomar efectivamente posesión del lugar.



En mayo de ese año zarpó desde Ancud una goleta con un contingente militar, herramientas, materiales de construcción, alimentos y animales para la subsistencia. Tras cuatro meses de navegación y exploración, la expedición desembarcó en la Punta Santa Ana, para luego construir el primer asentamiento en la zona, el Fuerte Bulnes.



Protegía el complejo defensivo un foso y una estacada de troncos. Las instalaciones incluían su recinto principal, -el blocao-, un cuartel, el almacén, las casas del Gobernador y de los oficiales, la capilla, la cárcel, varios ranchos y establos, entre otras. El fuerte contaba con dos baterías de dos cañones cada una y con un polvorín subterráneo. Se usaron en la construcción dos sistemas: troncos colocados horizontalmente y empalmados en las esquinas, y estructuras de madera rellenas con champas. Las instalaciones del fuerte fueron reconstruidas de acuerdo a sus características originales, en el marco de la celebración del centenario de su fundación.



El lugar donde se emplaza el Fuerte Bulnes es el mismo donde se asentaron tres siglos antes los colonizadores españoles. El emplazamiento tiene innegables ventajas desde el punto de vista estratégico, pero no permitía un poblamiento de la zona, por ser del todo inadecuado para la agricultura. Ello motivó la fundación en 1848 de Punta Arenas, a donde se trasladó toda la colonia del Fuerte.

Hoteles recomendados en Punta Arenas